Viviendas industrializadas: por la crisis, crece el interés en sistemas no tradicionales

Viviendas industrializadas: por la crisis, crece el interés en sistemas no tradicionales
25 de octubre de 2018 | Santiago Debé

Viviendas industrializadas: por la crisis, crece el interés en sistemas no tradicionales

El alto costo de los materiales de construcción ha incrementado las consultas y ventas de estas casas construidas en seco. SUP. ECONOMÍA Domingo, 21 de octubre de 2018 | Edición impresa

Por Sandra Conte - sconte@losandes.com.ar

 

Mientras construir una vivienda de 80 m2 con el sistema tradicional puede demandar una inversión que supera los 2 millones de pesos, es posible acceder a una casa industrializada de 30 m2, con dos dormitorios, un baño y cocina-estar por menos de 150 mil.

Si bien esta última no incluye la platea, la conexión a servicios ni equipamiento como cerámicos o sanitarios, se ha convertido en una opción para quienes no pueden seguir alquilando y tienen disponibilidad de un terreno o espacio en el patio de un familiar. 

Para calcular el precio del metro cuadrado construido con ladrillos, se puede tomar como referencia el valor de la unidad de vivienda (UVI) y multiplicarlo por 1.000.

Imagen ilustrativa | Web

En la página web del Banco Central, el monto de esta unidad era de $ 27,47 el jueves, por lo que el metro cuadrado rondaría los 27.470 pesos y una vivienda de 80 m2 los 2.197.600 pesos. De todos modos, los constructores advierten que el piso y el monto pueden incrementarse de acuerdo a las terminaciones que se elijan.

El costo de los materiales de construcción ha variado tanto por la inflación como por la devaluación del peso ya que algunos, como el hierro y los importados, están dolarizados

 

 

Pero en el último año (hasta setiembre), los salarios privados registrados subieron, en promedio, un 4,6% menos que la inflación. El dato surge de la comparación del  Índice de Precios al Consumidor (IPC) de la región Cuyo y del Índice de Salarios publicado por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec).

Por otra parte, una alternativa para quienes querían llegar a la casa propia era acceder a un crédito hipotecario UVA (Unidad de Valor Adquisitivo), pero al subir los costos de edificar, se elevó considerablemente el monto del préstamo a tomar y el salario mínimo requerido para acceder. 

Además, ha dejado de ser una opción atractiva, porque el valor de esta unidad se actualiza por el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER), en función de la inflación, y la acumulada nacional de este año es de 32,4% y de 40,5% en los últimos doce meses, por lo que quienes habían tomado estos créditos hoy se ven en dificultades para afrontar la cuota. 

 

De ahí que los avisos de viviendas industrializadas por montos mucho más accesibles llamen la atención de quienes pueden afrontar una inversión menor para dejar de alquilar.

Omar Trevisan, de Viviendas El Trébol, comentó que este año han aumentado tanto las consultas como las ventas, debido a que los valores de la construcción tradicional son muy elevados y con este tipo de sistemas, en seco, pueden ahorrarse entre 40 y 50% del valor total y tener la vivienda lista para habitar en unos 30 días. 

Marcelo Rolland - Los Andes

En cuanto a la oferta, explicó que es muy variada, tanto en superficie cubierta como en materiales y precios, y que trabajan con planos modelo y con los proyectos que traen los particulares.

 

Trevisan detalló que una casa de 54 m2, de tres dormitorios, baño, cocina-comedor, equipada con cerámicos, aberturas, vidrios e instalaciones, cuesta 340 mil pesos.

Esto no incluye la platea sobre la que se instala la estructura -cuyo costo ronda los 27 mil pesos- ni la conexión a los servicios de agua, cloacas, luz y gas. 

 

 

 

Los materiales elegidos, detalló, dependen de la zona en la que se va a colocar la casa.

Para Potrerillos, por ejemplo, es frecuente que se elijan las de madera, pero cuando se trata de una vivienda de ocupación permanente, se opte por la de placa de cemento, que se asemeja a la de ladrillo. Y resaltó que ha avanzado mucho la calidad de los elementos que se utilizan y hoy tienen la misma durabilidad y ofrecen un nivel de confort comparable al de la construcción tradicional. 

Trevisan comentó que en este momento hay quienes se inclinan por las viviendas industrializadas para alquilarlas, ya que pueden levantar dos unidades por la misma inversión que una hecha con el sistema tradicional. Y siguen siendo la alternativa más elegida para los emprendimientos turísticos o de fin de semana. Pero también, las buscan quienes están pagando entre 8 y 10 mil pesos de alquiler y cuentan con un terreno. 

Marcelo Rolland - Los Andes

Sobre las zonas en las que está permitido instalar este tipo de edificaciones, detalló que los municipios fueron habilitando esta modalidad porque la gente necesita dar una respuesta a la demanda habitacional (ver aparte). Incluso Luján, mencionó, que era un poco reticente, lo autorizó. Sin embargo, para obtener la habilitación, las empresas deben hacer una presentación técnica del sistema. En los únicos espacios en los que a veces no se permite, señaló Trevisan, son algunos barrios privados. 

En Viviendas El Trébol tradicionalmente han brindado financiamiento propio, pero en los últimos meses suspendieron esa opción porque "no se sabe qué tasa razonable aplicar". Sí ofrecen la posibilidad de entregar un anticipo  y cancelar en 4 a 6 cuotas sin interés. También reciben vehículos. 

 

Desde 119 mil pesos

Leonardo Nievas, de La Carolina Construcciones, planteó que han recibido muchas consultas de gente que no puede alquilar más y busca una casa económica para levantar en el patio o arriba de la de los padres, con la idea de ampliarla en un futuro.

Es que la reciben con un anticipo mínimo de 50% y luego la financian en hasta 36 cuotas, actualmente a una tasa de 60% anual. Pero también, en los últimos meses, han preguntado personas que se quedaron sin trabajo y quieren invertir la indemnización.

El modelo más accesible es una cabaña de madera, de 30 m2, dos dormitorios, cocina-comedor y baño, con terminación de machimbre o medio tronco de una pulgada.

Marcelo Rolland - Los Andes

 

Este último material, explicó Nievas, es más firme y resistente al sol y la lluvia, mientras el primero requiere de mantenimiento -lijar y barnizar- una vez al año. La estructura se entrega con aislante, techo de chapa de zinc y cielorraso de machimbre, cañerías de luz y de agua, aberturas y el baño con placa de yeso antihumedad.  

 

El mismo modelo, pero con estructura metálica, fibrocemento por fuera y placa de yeso por dentro, cuesta 195 mil pesos. La diferencia se debe a que la casa tipo cabaña se lleva al lugar ya armada, mientras ésta se termina en el terreno, por lo que se suma la mano de obra, y no requiere mantenimiento.

Nievas, quien trabaja desde hace 20 años en la construcción en seco  y desde hace 10 es dueño de La Carolina Construcciones, comentó que tiene muchos clientes en Neuquén, que optan por las cabañas de medio tronco y tronco entero, pero que los mendocinos están empezando a interesarse por las viviendas industrializadas. 

Una casa de 30 m2, de un dormitorio, cocina-comedor y baño cuesta aproximadamente 135 mil pesos, comenta Laura Missaglia, de Viviendas Oasis.Este es un precio base sobre el que se pueden agregar adicionales como cerámicos, juegos de baño, pintura, aberturas de aluminio, aislación termo-acústica de mayor espesor, etc. Se trata del modelo más económico, aunque la empresa ofrece variedad de diseños de hasta 120 m2 y el cliente puede modificarlos. 

 

 

Missaglia expresó que se trata de una empresa familiar que está en el rubro desde hace más de 25 años y empezó como Viviendas Industrializadas Guaymallén. Actualmente tienen, además de la oficina en este departamento, sucursales en San Juan y en Bahía Blanca. Además, hace 5 años crearon Costanera Norte, una firma que se dedica a la construcción en seco y se encuentra en Las Heras. 

Las viviendas tienen una estructura de madera que se puede revestir en el exterior con placa cementicia, medio tronco, machimbre o siding, y en el interior con mdf o placa cementicia. El techo es de chapa de zinc galvanizada, con cielorrasos de machimbre.

Sobre los clientes, manifestó que se distribuyen en toda la provincia, desde Lavalle hasta Malargüe y de Potrerillos a La Paz, y que se trata de personas que construyen arriba de otras viviendas o en el patio de la casa de un familiar, para no tener que seguir alquilando; aunque también hay muchos que las buscan para alquilarlas o destinarlas al turismo. 

En Viviendas Oasis han notado una disminución de las ventas en comparación con el año pasado. Y si bien ofrecen financiación propia en hasta 24 cuotas fijas y en pesos, por ahora han frenado esta posibilidad, "hasta que veamos un poco de estabilidad y podamos lanzar planes seguros, tanto para el cliente como para la empresa".  

 

Santiago Debé: “Mendoza es muy conservadora a la hora de construir”

"Mendoza es tan conservadora, sobre todo en tema de vivienda, que la prefabricada y la industrializada no son una opción muy extendida, aunque debería serlo", opinó el presidente del Observatorio Inmobiliario de la República Argentina, Santiago Debé.

Es que destacó que la calidad con la que están hechas es muy diferente a las de 15 o 20 años atrás, son más de 50% más económicas y el tiempo de obra es mínimo.

 

Asimismo, señaló que las realizadas con materiales premoldeados no se distinguen a simple vista -a menos que se trate de un profesional- de una construcción tradicional. 

Imagen ilustrativa | Web

"Es una vivienda digna", planteó, en alusión al déficit habitacional que en la provincia alcanza las 140 mil unidades. Esta cifra no sólo incluye nuevas edificaciones, sino también las existentes que tienen defectos constructivos o problemas de mantenimiento, no cuentan con acceso a todos los servicios o son reducidas y se produce hacinamiento (cuando hay más de dos personas por habitación). 

Asimismo, Santiago Debé, titular de la Empresa Inmobiliaria en Mendoza;  planteó que esta situación podría empeorar si se aprueba el proyecto nacional de la nueva ley de alquileres, porque hay propietarios que ya le han adelantado que sacarán la vivienda del mercado cuando se termine el contrato vigente.

Esto porque extiende el acuerdo a 3 años, regula el incremento a aplicar cada 6 meses y establece que son los dueños quienes deberán afrontar la comisión a las inmobiliarias.

Qué recaudos tomar para  decidirse por estas viviendas

El alto costo de los materiales de construcción ha incrementado las consultas y ventas de estas casas construidas en seco, cuyo valor final es un 50% menor. Recomiendan consultar en el municipio y aprobar el plano.

Raúl Delle Donne, del Consejo de Ingenieros y Geólogos de Mendoza, expresó que las tecnologías actuales abren un abanico de posibilidades a la hora de construir y que esto es positivo.

 

 

Si se opta por las viviendas industrializadas, se debe solicitar a la empresa el CAT (Certificado de Aptitud Técnica), que verifica que el sistema constructivo está aprobado, y el CAS (Certificado de Aptitud Sísmica), que establece que es sismorresistente. 

A su vez, los municipios pueden tener exigencias adicionales, por lo que recomendó que se acuda a la comuna a consultar. Asimismo, señaló que hay quienes instalan la casa y luego tienen dificultades para regularizar la edificación, por lo que se debe proceder del mismo modo que con una construcción tradicional. Es decir, obtener previamente la aprobación del plano. 

También planteó que, cuando se reciben los elementos para montarlos en el terreno, es importante recurrir a profesionales capacitados para la instalación de estos materiales, que sigan las especificaciones de los fabricantes. En este sentido, Delle Donne reconoció que no abunda la mano de obra que conoce de estos sistemas.

Sin embargo, destacó que ya hay edificios que se han levantado íntegramente con una estructura metálica y paneles, mientas cada vez se extiende más el uso de construcción tradicional para el exterior y en seco para la división interna. 

Sitio desarrollado por:  MyDesign
Chateá con nosotros