El 40 por ciento del mercado inmobiliario en Mendoza está dolarizado

El 40 por ciento del mercado inmobiliario en Mendoza está dolarizado
26 de marzo de 2018 | Santiago Debé

El 40 por ciento del mercado inmobiliario en Mendoza está dolarizado

Lo afirman referentes del sector. Propiedades mayores a $ 2,5 millones se venden en billetes de EEUU. Operaciones en espera por comicios.

El mercado inmobiliario se mueve por dos lados. Uno que responde a la clase media y las operaciones se negocian y cierran en pesos. El otro, es aquellas viviendas de clase media-alta con valores superiores a los 2,5 millones de pesos y que en general su valor está dolarizado. 

Según las inmobiliarias de Mendozaeste segundo mercado responde aproximadamente al 40% de la oferta de la provincia. Muchas de ellas se negocian y cierran en dólares, pero además hay otras que se negocian en esa moneda pero, luego a la hora de cerrar la operación, es en pesos en base a la cotización del dólar de ese día. En este sentido (mencionaron las empresas) es por el hecho de que las transacciones son con créditos hipotecarios y estos son en pesos argentinos. 


Mercado verde

El mercado inmobiliario claramente está movido por diversos motivos. Uno de ellos es por el aumento del dólar de las últimas semanas que ha traído sus coletazos al sector; sobre todo al 40% del mercado de propiedades que se negocian en la moneda estadounidense. 

Cabe indicar que durante julio la cotización del dólar aumentó más que en todo el primer semestre. Sólo durante julio el precio de venta de la moneda extranjera subió 7,14%, mientras que entre enero y junio avanzó 4,34%.

Cabe indicar que a principio del mes pasado la cotización del dólar en Banco Nación estaba a $ 16,80 y a final de julio se ubicó en los $ 18. No obstante, hasta el cierre de esta edición, la moneda cotizaba en los $ 17,75. 

Estos altibajos han generado movimientos tanto del lado de la oferta como de la demanda. En el caso de la primera, "muchos propietarios han preferido paralizar la venta hasta ver qué pasa con el dólar pos elecciones, o por lo menos pos PASO", mencionó Manuel Otero, de la inmobiliaria que lleva su nombre. 

Pero por el lado de la demanda, "lo que ha sucedido es que los ha atemorizado y los tomadores de créditos hipotecarios prefieren esperar hasta que la economía dé señales más claras", completó Otero. 

A su vez, Santiago Debé, de la inmobiliaria que lleva también su apellido, contó que la movida del dólar ha provocado que se renegocien algunos de los valores, sobre todo en el caso de las propiedades que están en pesos y algunas movieran la aguja hacia arriba.

Asimismo, otro cambio importante ha sido el de las condiciones de los préstamos, como fue el caso del Banco Nación que decidió ampliar la relación cuota/ingreso de los créditos para vivienda y la cantidad de años a devolver, en una suerte de parar la subida del dólar. 


Características de las viviendas 

Cerca de un 60% del mercado inmobiliario se negocia en pesos. Pero el otro 40% lo hace en dólares. En base a ello, según indicaron las empresas del sector, las unidades que están en moneda estadounidense tienen características similares. 

"Responden a viviendas que por lo general están ubicadas en barrios privados, o en la quinta sección o en el Barrio Bombal. Son casas grandes o departamentos lujosos, con seguridad, calefacción central, viviendas de más de 200 m?2; cubiertos, con patio, en terrenos de 400 o 600 m?2;, piscina, etc.", detalló Otero

"Pero también -según Debé- hay viviendas que son viejas pero sobre terrenos muy bien ubicados y estos también se venden en dólares, o por ejemplo un local comercial en la Calle San Martín, cerca del kilómetro cero". 

Sebastián Villalba, de la empresa Remax, concordó con sus colegas, y estimó que una vivienda en un barrio privado de aproximadamente 150 m?2; cubiertos en un terreno de 400 m?2;, con tres habitaciones, piscina, cochera, dos baños, calefacción central, está arriba de los U$S 200 o U$S 300 mil. 


Mercado en peso y dólar

Otra realidad que contaron los empresarios es que dentro del 60% de las propiedades que están en pesos también responden al movimiento del dólar en otros aspectos. 

Según Villalba, uno de ellos es que al moverse la moneda de EEUU hace que algunas de las propiedades aumenten, dado por el hecho de que la inflación también lo hace. 

Es por ello "que hemos notado incrementos que rondan el 5% en los últimos meses", contó Otero. 

Pero además, según Debé, otra cosa que sucede es que un tomador de crédito hipotecario desde que elige la casa y la operación se cierra -que le dan el efectivo- la demora es aproximadamente de 60 días. "Ante la inestabilidad del dólar y la incertidumbre, lo que sucede es que se acuerda un valor en la moneda estadounidense y luego se cierra en pesos a la cotización del día.

Ésta es una manera de que el dinero no se desvalorice y la operación se concrete", remarcó. No obstante, "también sucede que algunas operaciones no se cierran porque, al elevarse el precio, el futuro propietario no tiene el dinero para absorber la diferencia y se desestima la operación", indicó Otero. 

Para aliviar la suba

El Banco de la Nación Argentina (BNA) extendió de 30 a 40 años el plazo de devolución de los créditos hipotecarios que se rigen por Unidad de Valor Adquisitivo (UVA) y elevó del 25% al 30% la relación cuota-ingreso.

Esto se debe a que frente al aumento de la moneda estadounidense muchas propiedades se elevaron y algunos tomadores de los préstamos quedaron con poco dinero para acceder a la vivienda que ya habían analizado.

Por ello, es que los créditos a más años favorece a aquellos que necesitan más fondos, ya que las cuotas son más bajas y comprometen menos porcentaje de los ingresos.

Otra cualidad, además de ello, es que frente al movimiento del dólar la entidad ofrecerá la contratación de un "seguro de tipo de cambio" durante el período de vigencia del preacuerdo del crédito.

Sitio desarrollado por:  MyDesign
Chateá con nosotros